Las calefacciones más ecológicas

Si algo se tiene en cuenta a día de hoy a la hora de instalar un sistema de calefacción dentro de un hogar, es el hecho de que sea sostenible desde el punto de vista económico y sostenible desde el punto de vista del medio ambiente.

Es por ello, por lo que en el día de hoy, vamos a hablar de dos sistemas de calefacción que consideramos los más ecológicos de momento.

Por un lado, vamos a hablar de las calefacciones solares, es decir, aquellas que se basa en la instalación de placas solares, y por otro lado en la calefacción de biomasa que no es otra cosa que un sistema de climatización que tiene como combustible la biomasa. Por ejemplo la calefacción con pellets.

Aspectos a tener en cuenta de la calefacción solar

Aunque de este tema, te hablo más en profundidad en el contenido sobre calefacción con placas solares, merecen la pena, algunos apuntes.

Cuando hablamos de un sistema de calefacción que tiene como base las placas solares, estamos hablando de un sistema que es independiente desde el punto de vista económico y desde el punto de vista energético.

Y es que, si sucede que nos quedamos sin la capacidad económica de adquirir combustible, vamos a poder tener siempre a nuestra disposición un combustible que a día de hoy es inagotable y que no es otro que el Sol.

Placa Solar y Biomasa

Además, hay que decir que es una energía totalmente limpia y sostenible. No en vano, la energía solar es una de las energías renovables más punteras y más vanguardistas del mercado. Sin embargo, haciendo honor a la realidad, también hay que tener en cuenta que su instalación no es precisamente barata. Un hándicap que podemos solventar, que podemos subsanar si nos acogemos a las muchas subvenciones que hay en muchas provincias de la geografía española.

Qué debemos considerar de la biomasa

No obstante, podemos contar con un sistema alternativo que es el que utiliza la biomasa como fuente de combustión. Este tipo de caldera de biomasa se basa y se caracteriza por el hecho de utilizar un combustible enormemente ecológico y extraordinariamente barato. No en vano vamos a poder utilizar la cáscara de almendra, el hueso de la aceituna unos pequeños así como unos pequeños tubillones denominados como pellets. Un combustible que vamos a poder encontrar en la propia naturaleza y que de un tiempo a esta parte están en pleno auge.

Como contraprestación, y al igual que sucede con las calefacciones de energía solar, también vamos a tener el caso de que son calderas que no son precisamente baratas. Sin embargo, se está observando una tendencia muy interesante, que no es otra que el hecho del aumento de la compra de este tipo de sistemas. Un aumento de las compras que no va a hacer otra cosa que abaratar los gastos y poder tener estos sistemas por muy poco dinero con el paso del tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies